958 41 24 41

Abogados Especialistas en Concurso de Acreedores

En el momento en el que nuestra empresa comienza a ir mal, lo ideal es llevar a cabo una serie de cálculos para saber si esta nos abocará a una quiebra inminente.

Cuando el resultado de este cálculo nos indica que la empresa no podrá hacer frente a los pagos pendientes, una de las opciones es solicitar un concurso de acreedores. Este es un proceso judicial que está destinado a solventar los problemas de liquidez del empresario. Dicho proceso consta de una serie de fases de las cuales nuestros abogados de derecho concursal o expertos abogados en concurso de acreedores podrán asesorarnos debidamente.

Fases del concurso de acreedores

Durante la primera fase se llevará a cabo un Auto de Declaración de Concurso, donde se produce el concurso a todos sus efectos y los acreedores deberán someterse a este. En estas negociaciones se presentarán los abogados de derecho concursal y los abogados del administrador concursal. Tras esto, entra en funciones el Administrador Concursal interviniendo en los actos que deba realizar el administrador de la sociedad.

En una segunda fase, el juez llevará a cabo una Propuesta de Convenio tras la cual se convocará la Junta de Acreedores. En un segundo lugar se llevará a cabo la Liquidación, fase en la cual se procederá a la venta de los activos de la empresa con razón de liquidar las deudas de los acreedores. Por último, se llegará a la finalización del proceso en la que se presentará un informe en el Juzgado para que el juez dicte el auto.

Tipos de concurso de acreedores

Existen dos tipos de concurso de acreedores, el voluntario que consiste en que el deudor lo reclama por encontrarse en insolvencia actual o inminente y que requerirá que se hayan llevado a cabo embargos y sobreseimientos generales y sectoriales. El segundo tipo es el necesario, cuando es solicitado por parte del acreedor que no recibe el pago de sus servicios.

 

 

Banners_empresas-min