958 41 24 41

Suplantación de identidad en las Redes Sociales: ¿Qué hacer?

Suplantación de identidad en las Redes Sociales: ¿Qué hacer?

Cada vez son más los casos de suplantación de identidad que se dan en Internet, más concretamente en las Redes Sociales. Hemos llegado a un punto en el que la red ha obtenido tal repercusión, que son muchas las personas que deciden aprovecharse del éxito de otras a través de la usurpación de identidad.

Pero antes de continuar y meternos de lleno en el asunto, os dejamos la definición de la RAE que explica en qué consiste suplantar la identidad: “ocupar con malas artes el lugar de alguien, utilizando su identidad de forma ilegal y defraudándole el derecho, empleo o favor que disfrutaba”.

Casos más típicos de usurpación de identidad

Yolanda Quintana, máxima responsable del área de tecnología y privacidad, a la vez que portavoz de la asociación de consumidores CEACCU, asegura que los casos más típicos de suplantación de la identidad están directamente relacionados con las telecomunicaciones, las redes sociales y con los robos a terceros. Lo que demuestra que hay que tener los cinco sentidos alerta al navegar por Internet.

¿Qué hacer su suplantan tu identidad en Internet?

Como más vale prevenir que curar, vamos a contarte qué deberías hacer en caso de que alguien suplantase tu identidad en Internet y se hiciese pasar por ti, y además haremos un repaso las penas marcadas por el Código Penal.

Lo primero que debes hacer es poner una denuncia en la Dirección General de la Policía y ponerte en contacto con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), para que puedan abrir una investigación y traten de encontrar al autor de los hechos. Dados los múltiples casos, actualmente están muy bien preparados para dar con el culpable.

Consejos para evitar la usurpación de identidad en Internet

  • No utilizar contraseñas fáciles e intuitivas.
  • No incluir datos privados en correos desconocidos.
  • Tener precaución al conectarte a redes WiFi desconocidas.
  • No compartas con los demás materiales que pudieran llegar a dañarte.
  • Cifra siempre toda la información que vayas a enviar.
  • Lee detenidamente la política de privacidad y las condiciones de servicio de cada web a la que accedas.