958 41 24 41

Indemnización laboral por despido

La indemnización por despido es una compensación económica que recibe el trabajador por haberse rescindido su contrato sin responsabilidad alguna por parte del patrón. La legislación española marca la existencia de diversos tipos de despido laboral, según los hechos acontecidos. Cada uno de ellos marca el derecho a percibir una indemnización por parte del trabajador.

La indemnización laboral por despido improcedente es la que deben recibir los trabajadores cuando han sido cesados sin motivo objetivo legal, han impugnado el despido y han pasado por un juicio o por un acto de conciliación en los que la empresa reconoce la improcedencia de su acción.

La indemnización laboral por despido objetivo es la que se recibe cuando el contrato de trabajo se extingue por causas justificadas de la empresa.

La indemnización laboral por despido procedente es la que debe recibir el trabajador cuando la empresa tiene causas justificadas para su despido.

Finalmente, la indemnización laboral por despido colectivo es la que reciben  los trabajadores cuando el despido afecta a muchos de ellos.

¿Cómo calcular una indemnización por despido?

Si un trabajador quiere saber qué indemnización va a cobrar por su despido, puede usar alguna de las calculadoras que se encuentran en Internet diseñadas de manera específica para este fin.
De todos modos, es importante tener en cuenta algunos conceptos básicos que condicionan el resultado de una indemnización por despido:
Un despido objetivo implica una indemnización de 20 días por año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades. En  el caso de un despido improcedente, en un contrato posterior al 12 de febrero de 2012, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 33 días por año, hasta 24 mensualidades.
Finalmente, si el contrato es anterior a esta fecha, los despidos improcedentes pueden recibir 45 días de salario por año trabajado en hasta 42 mensualidades o 33 días en hasta 24 pagas.