Nos desplazamos a su empresa
958 41 24 41

La tecnología da alas a los abogados ‘low cost’

La tecnología da alas a los abogados ‘low cost’

El desarrollo de software específico para el sector legal está reduciendo los costes de los despachos, al tiempo que transforma los modelos de negocio tradicionales.

La tecnología da alas a los modelos 'low cost'

La tecnología se está abriendo paso en el sector legal. Aunque con menos fuerza en España, los nuevos modelos de negocio basados en la innovación pisan con fuerza en las jurisdicciones anglosajonas y, tarde o temprano, desembarcarán en nuestro país.

Se trata de bufetes de abogados que nacen con una nueva filosofía y con el uso intensivo de la tecnología como elemento diferencial. Es el caso, por ejemplo, de Riverview Law, que, al tiempo que ofrece servicios de asesoría, ha desarrollado una plataforma informática que analiza toda la información jurídica de una compañía para detectar no sólo riesgos legales, sino también fortalezas y debilidades en la estrategia de negocio.

A la hora de hablar de innovación, los gurús del management están divididos. Por un lado, están quienes consideran que hablar de una revolución en el sector legal es exagerado, ya que la aplicación de la tecnología prácticamente se centrará en reducir los costes.

Sin embargo, existe otra escuela que considera que los nuevos sistemas sí provocarán un cambio más profundo en los modelos de negocio e, incluso, que surgirán otros nuevos. En lo que sí coinciden es a la hora de señalar que la tecnología impulsará definitivamente el asesoramiento low cost.

De hecho, una estrategia basada en precios bajos es ya, de por sí, un nuevo modelo de negocio, que se encarna, por ejemplo, en la firma norteamericana Axiom Law, a la que Harvard le ha dedicado un caso de estudio.

Jordi Estalella, socio de la consultora +MoreThanLaw, apuesta por una concepción amplia del impacto de la innovación en el sector legal. En su opinión, no sólo afectará a la aparición de nuevos modelos disruptivos, sino que además cree que incluso llegará a afectar a las estructuras de socios tal y como se conocen hoy en día.

Adaptación Eso no quiere decir que los despachos tradicionales dejarán de existir, sino que tendrán que adaptarse. Actualmente, las estructuras de capital controladas por los socios de los bufetes tiene sentido porque los despachos son intensivos en capital humano.

Sin embargo, con la incorporación de la tecnología habrá otros factores a tener en cuenta, como el capital digital. Y para desarrollar software, también hará falta inversiones, por lo que se abrirán las puertas a los socios estrictamente financieros, que exigirán una rentabilidad.

En España, Ecija es el único despacho grande que ha dado entrada en su capital a un fondo de inversión. En el futuro, no será el único. Sin embargo, Estalella considera que el cambio no va a ser fácil ni rápido, y los diferentes modelos tendrán que convivir.

De hecho, ya hay despachos tradicionales apostando por soluciones innovadoras basadas en la tecnología a la hora de ofrecer servicios. Un ejemplo es Bird & Bird, que ha creado una plataforma de asesoramiento virtual que da acceso a sus clientes a sus más de 1.200 abogados repartidos por todo el mundo y de diferentes prácticas.

El servicio tiene un precio fijo y ha logrado ahorrar a los usuarios un 40% en costes legales, lo que le ha valido el reconocimiento de Innovative Lawyers otorgado por Financial Times.

Este modelo es lo que el experto de +MoreThanLaw define como despachos ambidiestros. Por un lado, siguen trabajando de la forma habitual, pero no descuidan la innovación y están muy pendientes de adaptar su modelo a la evolución tecnológica y a lo que demandan los nuevos perfiles de clientes.

Casos innovadores Axiom Law, bajo coste de calidad La imagen del low cost está ligada a la baja calidad. Sin embargo, nada más lejos de la realidad cuando se habla de asesoramiento legal. Los fundadores de Axiom Law se plantearon la posibilidad de crear un despacho donde no hubiera socios ni oficinas lujosas, pero sí los mejores abogados de los grandes despachos.

Así nació la firma estadounidense, cuyo éxito le ha valido un caso de estudio realizado por Harvard. Gracias a la tecnología, esta firma apuesta por el teletrabajo y la ausencia de formalidades que encarecen el asesoramiento.

Es más, ni siquiera se anuncian ­–porque legalmente no pueden– como un bufete, sino como una agencia de contratación de abogados.

Riverview Law, apuesta por la I+D El modelo de la estadounidense Riverview Law, participada por DLA Piper, está basando en la aplicación intensiva de la tecnología. Además de ofrecer servicios de externalización a las asesorías jurídicas de empresas, su ventaja competitiva radica en el desarrollo de un software propio que permite extraer información de negocio a partir de los documentos jurídicos y procesos legales que afectan a la compañía.

Su éxito se basa en que “son capaces de transformas las estadísticas en tendencias”, explica Eva Bruch, socia de +MoreThanLaw. Además, al ofrecer este servicio, que funciona mejor cuantos más datos se manejan, se aseguran que las compañías externalizan todos sus procesos recurrentes con ellos.

Conduit Law, abogados a la carta El despacho canadiense Conduit Law fue incluido por Financial Times entre los despachos norteamericanos más innovadores.

Aunque han logrado cierta notoriedad entre el público porque en sus facturas dejan un espacio para que sea el cliente el que establezca el importe final a pagar, en función de su satisfacción, su modelo radica en utilizar la tecnología para prestar servicios de secondment por un tiempo limitado, es decir, sus abogados se trasladan a las oficinas del cliente durante un periodo concreto para apoyar a la asesoría interna.

Otro ejemplo con un modelo de negocio parecido es la firma escocesa Lawyers on Demand (Abogados bajo demanda).

os retos de la próxima década Los despachos de abogados consideran que su mayor reto para la próxima década será ajustar su modelo de negocio a unos clientes que cada vez demandan más servicios y calidad pero a un menor precio.

Por eso, la tecnología se ha convertido en su aliado más importante, pero también en una barrera a superar. El 63% de los bufetes considera que la estandarización de servicios será uno de los factores que más impacto tendrán en su negocio en los próximos años, según la consultora Future Horizons.

Por eso, cuatro de los diez principales retos que identifican estas firmas para la próxima década están relacionados con la tecnología y la innovación. Aspectos como el manejo de lo que se conoce como big data (grandes volúmenes de información de negocio) figuran entre las preocupaciones más acuciantes, así como el desarrollo de sistemas de seguridad para proteger todos los datos que gestionan, en su mayoría confidenciales.

La noticia ha recibido 0 comentarios

Comenta la noticia